En 1998 Larry Page y Sergey Brin tenían claro que se podía mejorar la experiencia de búsqueda en Internet aplicando dos conceptos. El primero, utilizar las cookies para reconocer al usuario y guardar sus datos, analizarlos y ajustarse a su comportamiento. El segundo, la clasificación de páginas mediante el PageRank. Aunque todavía estaba en un estado muy básico, su propuesta superaba a lo existente. En consecuencia se plantean una primera oportunidad crítica: “la venta del incipiente Know-How” por $1M a los buscadores líderes del momento. Contactan con AltaVista y Yahoo! pero ambos desestiman la compra.

Ante el fracaso de la venta del Know-How deciden explotarlo ellos mismos. Presentan el proyecto a Andy Bechtolsheim, uno de los fundadores de Sun Microsystems, a quien conocen en el campus de Stanford, y decide invertir en el proyecto aportando $100K. Ahora la nueva oportunidad crítica se centra en “desarrollar y ofrecer el mejor buscador al usuario”. En 1999 consiguen $24M adicionales de las firmas de capital riesgo Sequoia Capital y Kleiner Perkins Caufield & Byers.

Los inversores aportan gran prestigio y red de influencia, que serán vitales para la difusión y el reconocimiento de las capacidades y logros de Google, así como dos consejeros con elevada cualificación profesional.

Su proyecto todavía no tiene un modelo de negocio bien definido, pero a finales de 1999 el buscador de Google es ya considerado por las revistas especializadas como el más eficiente: la oportunidad técnica ha sido alcanzada.

En el año 2000, Google se plantea una nueva oportunidad crítica: “convertir el buscador en la mejor plataforma para publicidad en Internet”. En el cuarto trimestre lanza la plataforma Adwords para la inserción de publicidad basada en el modelo CMP (Pago por miles de visualizaciones). En este mismo año el buscador de Google empieza a conquistar el liderazgo en términos de número de búsquedas.

En 2001 Google Adwords consigue $85M de ingresos, frente a los $288M obtenidos por la también joven empresa Overture Services, creada en 1999. Eric E. Schmidt, un profesional de reconocido prestigio y con formación y experiencia en tecnología y en gestión, es ahora el Presidente Ejecutivo de Google, y junto con el resto de directivos y consejeros de Google se pregunta: ¿cómo es posible que una plataforma de búsqueda técnicamente inferior a Google obtenga ingresos muy superiores por publicidad?

La historia de Overture empieza con Scott Banister, un estudiante de 18 años considerado el autor de la brillante y multimillonaria idea de pagar por aparecer en listados de búsqueda. En 1996 crea la plataforma Submit-It, desarrollando el concepto completo del pago por clic y las subastas de palabras claves. Su idea es respaldada por Bill Gross de IdeaLab y toma forma bajo el nombre de GoTo.com, que tras su salida a bolsa cambiará su nombre por Overture. En Mayo de 1999, GoTo.com solicita una patente para este nuevo proceso de publicidad basada en pago por clics. La patente es concedida en Julio de 2001 con el registro US 6269361.

La dirección de Google es consciente de que los usuarios prefieren utilizar su buscador pero los anunciantes prefieren el modelo de subastas de palabras y coste por clic (CPC) propuesto por GoTo.com (Overture). Ello les obliga a cambiar el enfoque de despliegue para alcanzar la oportunidad crítica.

En 2002 presentan un nuevo Adwords con un modelo similar al de Overture, obteniendo inmediatamente un éxito extraordinario. Los ingresos de 2002, 2003 y 2004 son respectivamente $439,5M, $1.465,9M y $ 3.189,2M, lo que representa unos ratios de crecimiento anual del 409%, 234% y 118%. La oportunidad crítica se ha superado: “Google se ha convertido en el líder absoluto de la industria de la publicidad en Internet”.

Pero este éxito tiene un coste. En Abril de 2002 Overture ha demandado a Google por violación de patente, y 10 días antes de la salida a bolsa de Google, en Agosto de 2004, ambos llegan a un acuerdo de conciliación: Google entrega a Yahoo! (quien ha comprado Overture) 2.7 Millones de acciones a cambio de una licencia perpetua para uso de la patente. Yahoo! vende a los pocos meses las acciones por un importe de $191 M.

En el próximo post seguiremos comentando los rasgos de la cultura de búsqueda continua de oportunidades críticas en el ADN de Google.

Joaquín Vila-Belda
www.i3lab.es
Consultoría enfocada en competitividad